Como un cielo encapotado

cielo

Como un cielo encapotado de nubes a veces tapamos esa parte de dolor que llevamos dentro, porque quedarse descubierto provoca una sensación indescriptible que cuesta traspasar. Pero hay que hacerlo para continuar el camino y ha de hacerse encontrando la manera que nos permita sacar lo que llevamos cargando. Nube a nube, capa a capa ir descubriendo nuestro verdadero yo, nuestra esencia. Una esencia que será cada vez más limpia y entonces adquiriremos mayor claridad para vivir desde una parte auténtica, con la alegría que va ligada a nuestra existencia.

Hoy nuestro cielo puede estar encapotado, lo importante es saber que hay un sol en nuestro interior y que ese sol volverá a brillar con más fuerza una vez que hayamos traspasado lo que se quedó adherido.

Advertisements