Frente a un papel en blanco

Porque dicen que un año nuevo es un papel en blanco, una agenda que comienza con un número nuevo, una oportunidad para seguir creciendo, una nueva esperanza o una ilusión renovada.

Porque son en esos primeros días de enero cuando todas las personas decidimos añadir nuevos retos, proponernos metas y borrar del disco duro todo aquello que ralentizaba nuestra actividad y ponía trabas en el camino.

Porque parece que la naturaleza humana necesita de periodos para ir marcando su punto y a parte. Para señalar el antes y el después. Y qué importa si lo hacemos a través de un convencionalismo como lo es el 1 de enero. Lo importante es que tengamos un momento en el que hacer balance y tomemos la fuerza y determinación para una nueva etapa.

             Image

Cada uno tiene un modo de hacerlo y probablemente los: ¡hasta aquí! que tienen lugar en cualquier otra fecha son tan valientes o más que los que comienzan a principios de año. Porque quiere decir que no hace falta de una escusa en el calendario para comenzar de nuevo, quiere decir que surge del interior más profundo esa necesidad de cambio, de renovación, de limpieza.

No quería comenzar el 2014 con wonderfull-life sin deciros: ¡¡adelante valientes!! Porque cada uno de nosotros tenemos dentro el valor de hacer algo significativo en esta nueva etapa; y no me refiero al propósito de acudir al gimnasio, la dieta, dejar de fumar y todas esas cosas, por cierto difíciles de cumplir. Sino a que podemos meternos dentro de la ola de una nueva generación que: crea, cumple sueños, lucha por los derechos, realiza proyectos, intenta conocerse interiormente y llena el horizonte de positivismo, esperanza y amor.

Que tu escritura en esta página en blanco sea digna de admirar