A mi manera

A mi manera

Si me preguntas cómo te diré A mi manera, así es como quiero vivir la vida.

Sin mayor pretensión que la de ser fiel a mi mismo, sabiendo que me haré grande y llevaré conmigo millones de historias acumuladas, risas, alegrías, aprendizajes, caídas, subidas y bajadas, pero todo ello vivido A mi manera.

Quiero sumar años sabiendo que me comí el mundo, que entendí que la vida de momento es una y que no hay tiempo que desperdiciar. Que no hay miedo tan grande que deba paralizarnos, que las renuncias no deben significar una pérdida y que el coraje te hace crecer.

Llegar a grande orgulloso de la constancia y vitalidad con la que afronté cada paso. Mayor, pero con mil anécdotas inolvidables que componen una vida plena.

Lejos de la mediocridad, habiendo vivido de una manera única y peculiar, la mía propia. Habiendo escuchado al mejor de los maestros: la intuición.

Que la madurez sea el reflejo de un aprendizaje auténtico, a base de aciertos y desaciertos pero que al final estuvieron ahí por alguna razón.

Con la mente abierta y el corazón lleno, la mochila repleta de viajes y la mirada serena.

Grande, habiendo visto la mejor parte de cada etapa; optimista ante la adversidad y con la mayor empatía hacia las personas.

Habiendo amado de una manera intensa y sincera. Habiendo tomado decisiones que hicieron que otros me llamasen loco.

En definitiva,  habiendo vivido sin conocer jamás fronteras.

Advertisements

Ojalá vivas todos los días de tu vida

vidaVuela libre, siente como el viento acaricia tu cara mientras vives tu sueño.

Camina firme, siente como tus pies se reafirman en el piso.

Piensa en alto, no caigas en el error de encerrarte en pensamientos que quedan sin expresar.

Comunica al mundo, pon voz a tus necesidades, sentimientos y anhelos, al fin y al cabo el ser humano tiene tantas cosas en común que nos permiten entendernos…

Abraza fuerte, rodea con tus brazos a quien más quieres.

Ríe sin miedo, saca esa alegría que te produce una broma, un guiño, una conversación divertida.

Elige un destino, haz la maleta tantas veces como puedas, en el viaje te encontrarás a ti y descubrirás un nuevo mundo

Permite que caigan las lágrimas, de tristeza, de pena, de impotencia, no rechaces esa parte de ti porque traerá un gran aprendizaje

Juega, tomate la vida como un juego irrepetible, al relativizar cada situación encontrarás la inocencia y diversión que aligera el camino

Ama, porque sin amor nada tiene sentido, no dejes que nada ni nadie cierre tu corazón porque por algo lo llaman el motor de la vida

La vida está compuesta de una cadena de instantes.

Es demasiado bonita y pasa demasiado rápida para hacer aquello que no te sale de dentro.

Cuando pones el alma en cada momento, estas aprovechando la suerte de ser tú, de estar aquí y ahora.

Como dicen las letras de tantas canciones, el futuro es demasiado incierto, y lo único que tenemos es el presente para ofrecer a otros y ofrecérnoslo a nosotros mismos.

¡Ojalá vivas todos los días de tu vida!

A vida o muerte

 

” Las experiencias a vida o muerte tienen que servir para algo. Vale, tal vez no sirvan para nada. Pero ya que pasamos por ellas, al menos darles un sentido ”

Seguro que tú también has vivido experiencias al límite, para bien o para mal. Y te has descubierto a ti mismo, has conocido una cara oculta de ti. Esos momentos se recuerdan para siempre, quedan grabados a fuego, los de sonrisas, los de miedo, los de amor, los de lágrimas y los de dolor. Alegres o tristes pero intensos, tan intensos  que sientes que se te va la vida, que todo podría acabar mañana, pero no acaba… Continúas caminando y esas experiencias van construyendo tu bagaje, lo que eres, en lo que crees. Sí han sido excitantes y divertidas tratarás de repetirlas, aunque no se reproducirán de la misma manera, y si fueron dolorosas las taparas, superarás o aprenderás para que se queden en una sin hablar de ellas en plural, Nunca más!

                                                ¡Ya que pasamos por ellas, al menos vamos a darles un sentido!blog 2

Ella nunca te abandona

Con toda la fe y amor incondicional viviste algo que no tenías por qué, pero lo viviste.

Con toda la confianza e intención creíste en algo que no existía, pero lo hiciste.

Con toda la pureza e inocencia viste luz donde había sombra, pero la viste.
 
No importa la fuerza del golpe, si ha logrado romperte por dentro y por fuera, si no sientes raíces firmes o si tus brazos ya no tocan el cielo… 
 
Resulta difícil sentir la fuerza interior que sigue en ti en estos momentos, pero recuerda que todos se pueden marchar porque ella es fiel y nunca te abandona. No importa cuánto recurras a ella, lo mucho o poco que la identifiques dentro de ti, ella no exige, no se ofende, sabe cuándo tiene que salir a guiarte…
Al principio te arrastra, después es la que te ayuda a caminar, hasta que un día eres capaz de volver a andar con paso firpostme y cabeza alta.
 
Porque si fuiste capaz de utilizar tu fe, amor incondicional, confianza, intención, pureza e inocencia para algo de fuera, lograrás hacerlo con lo que verdaderamente importa, contigo, hacia adentro. 
Y entonces entenderás el por qué, comprenderás la lección, y sabrás que todo supone un aprendizaje. Que a veces se muestra de una manera que no deseabas, pero eso ya no dependía de ti… Con el tiempo adquirirás perspectiva y madurez, si permites hacer que cada experiencia, buena o mala, se quede en eso, en una experiencia.
Pero para conseguir ese enfoque hace falta tiempo, y es que ya lo dijo Jorge Luis Borges: “Con el tiempo uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes y los futuros tienen su forma de caerse
por la mitad. Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del
Sol puede quemar. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende … y así cada día”

La Vida es como un Espejo

Todos me quieren, si yo los quiero;  todos son malos, si yo los odio; hay caras sonrientes, si les sonrío;  hay caras amargas, si estoy amargado;  el mundo está feliz, si yo soy feliz;  la gente se enoja, si yo estoy enojado; las personas son agradecidas, si yo soy agradecido. La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.“El que quiera ser amado, que ame”.

Mahatma Gandhi

 Image