A mi manera

A mi manera

Si me preguntas cómo te diré A mi manera, así es como quiero vivir la vida.

Sin mayor pretensión que la de ser fiel a mi mismo, sabiendo que me haré grande y llevaré conmigo millones de historias acumuladas, risas, alegrías, aprendizajes, caídas, subidas y bajadas, pero todo ello vivido A mi manera.

Quiero sumar años sabiendo que me comí el mundo, que entendí que la vida de momento es una y que no hay tiempo que desperdiciar. Que no hay miedo tan grande que deba paralizarnos, que las renuncias no deben significar una pérdida y que el coraje te hace crecer.

Llegar a grande orgulloso de la constancia y vitalidad con la que afronté cada paso. Mayor, pero con mil anécdotas inolvidables que componen una vida plena.

Lejos de la mediocridad, habiendo vivido de una manera única y peculiar, la mía propia. Habiendo escuchado al mejor de los maestros: la intuición.

Que la madurez sea el reflejo de un aprendizaje auténtico, a base de aciertos y desaciertos pero que al final estuvieron ahí por alguna razón.

Con la mente abierta y el corazón lleno, la mochila repleta de viajes y la mirada serena.

Grande, habiendo visto la mejor parte de cada etapa; optimista ante la adversidad y con la mayor empatía hacia las personas.

Habiendo amado de una manera intensa y sincera. Habiendo tomado decisiones que hicieron que otros me llamasen loco.

En definitiva,  habiendo vivido sin conocer jamás fronteras.

Advertisements

A los locos…

post locosFoto: Karan Sandhu

A los locos
, a aquellos que escuchan a su intuición, a los que no entienden de prototipos ni de esquemas de vida, a los que caminan escuchando las corazonadas. A aquellos que cierran etapas cuando entienden que es hora de hacerlo aun sin tener un futuro cierto.

A los que no dejan que el miedo les haga chantaje sino que deciden retarle y ser más pillos que él.

Estas palabras van dirigidas a todas esas personas porque merecen un homenaje y una felicitación, a muchos de ellas ya les habrán tachado de insensatas ya que otros no entienden que son luces “atrevidas y auténticas”. Se trata de seres que comprenden la vida como algo demasiado corto y bonito como para comprometerse con aquello que no les genera felicidad.

En una época de incertidumbre, de sé lo que tengo hoy pero no sé dónde estaré mañana sigue existiendo una población que sueña y que no se conforma con hacerlo de noche sino que da pasos cada día para  transformar sus sueños en realidad.

Hacer una maleta hacia un destino desconocido porque es allí donde te lleva el corazón, pegar un giro de 180 grados y cambiar de profesión, decir adiós a una relación que no da más de sí aunque sea tu área de confort, vivir algo rápido e intenso, no dejar de lado tus convicciones aunque a veces resultaría más fácil, expresar tu verdad aunque incomode a muchos, arriesgarte a mostrar tus sentimientos sin esperar ser correspondido, hacer de  este sistema tu sistema paralelo, estas cosas y otras muchas son las que esas luces se atreven a llevar a cabo por seguir una vida única y verdadera.

Esos loquitos han saboreado grandes derrotas y tragos amargos pero esto no ha hecho más que re-afirmarles en su filosofía de vida. Son precisamente esos duros golpes los que les han hecho resurgir con mucha más fuerza y alejarse todavía más de la cordura y del convencionalismo que rige el mundo de tantos.

Felicidades si tú eres uno de ellos; por escuchar a ese sabio o sabia que llevas dentro, por no renunciar a ninguna parte de ti aunque no guste a los de tu alrededor. Felicidades por tu valentía que te ha llevado a alcanzar cada reto propuesto. Enhorabuena por ser fiel a ti mismo, por reírte del miedo y por aceptarte y gustarte tal y como eres. Por experimentar y por arriesgarte, por sentir cada oportunidad como una aventura, por hacer y deshacer. Por comenzar y terminar cuando lo has considerado necesario, por re-inventarte, por auto motivarte, por reírte de ti mismo.

¡Felicidades!

El valor de salir de nuestra área de confort

Romper con una rutina, con una costumbre que has adquirido a temprana edad, dejar de cumplir la religiosa acción maniática y repetitiva que te tiene preso cada día, salir atravesando fronteras que jamás pisaste, dar una oportunidad a tus sueños, decir sí aunque el miedo ya se haya apoderado de tu estómago.. A fin de cuentas escapar de nuestro área de confort, decirle adiós y no hasta luego, requiere de un valor que a veces no somos conscientes.
El área de confort puede ser un espacio físico, un trabajo o tarea que te mantiene ocupado y te sirve de excusa para no mirar al otro lado, más inquietante, quizás sea una relación con otra persona, realmente no es más que un concepto abstracto de algo muy concreto en nuestras vidas que nos mantiene a salvo de lo desconocido, que lo hemos cogido con fuerza porque ahí sabemos estar. Ojo, muy diferente de ahí estamos tan a gustito… El área de confort puede ser incómodo, doloroso, puede suponer una limitación, que sin embargo, renegamos de alejarlo de nuestra vida porque dentro de él o con él ya sabemos cómo actuar.
Pero salgamos de ahí elevémonos siguiendo el consejo de Einstein, quien afirmaba que una situación no puede ser resuelta si tratamos de hacerlo desde el mismo plano de conciencia desde el que se creó. Una vez ahí en lo alto, os pregunto: ¿Qué demonios hacemos dentro de un área de confort que no nos resulta agradable, placentero, fuente de felicidad? Es curioso, cómo el ser humano, tú y yo, estamos dentro de áreas de confort que no nos gustan, elegimos estar dentro de un lugar molesto, aburrido, puesto que ya lo conocemos, en vez de explorar ahí fuera para conseguir un verdadero área que nos haga sentir bien.
Pues sí, así es el miedo, y quizás las circunstancias de falta de valor que a uno le mantiene preso en algo, alguien o a algún lugar sin ni si quiera sentir felicidad por ello. ¿Sabías que la mejor forma de conocerte es fuera de tu área de confort? Cuando se abre ante ti algo nuevo, tus reacciones y sentimientos pueden ser infinitos e incluso desconocidos hasta ese momento. Piensas, sientes, te comportas, como no lo habías hecho antes… Y es ahí donde se va descubriendo tu esencia, la persona que eres. ¡Qué vivencia tan fantástica que no dejamos que surja tan a menudo como deberíamos!

zona

 

Si ya lo dominas, si ya lo conoces, ¿Por qué no pasar página? ¿De qué sirve esa capacidad de aguante innata en el hombre y la mujer? ¿Tan arraigada es la creencia de soportar y tener paciencia porque algo mejor llegará? ¿Porque lo bueno está por venir y toda recompensa requiere de un gran esfuerzo-sufrimiento previo?¿ De donde viene esa creencia o más bien máxima que todos parecemos haber mamado? No lo sé, no tengo respuesta a ello, lo que sé es que sólo saliendo a lo nuevo y superando aquello que ya dominamos, es cuando podemos crecer. Se trata de sumar algo más a nuestra vida, de enriquecernos, de avanzar, de alcanzar un escalón más de conocimiento.
En definitiva, salir de nuestro área de confort nos da pereza, miedo e incertidumbre, pero es mucho más lo que podemos ganar que lo que podemos perder cuando decimos SÍ a un cambio positivo, cuando nos conectamos a la confianza en uno mismo y vamos hacia adelante. Porque como afirmaba Abraham Maslow: “Uno puede optar por ir hacia lo seguro o hacia adelante, hacia el crecimiento. El crecimiento debe ser elegido uno y otra vez, el miedo debe ser superado una y otra vez”.

Haz click y disfruta del vídeo, hay mucho por aprender

 

La Vida es como un Espejo

Todos me quieren, si yo los quiero;  todos son malos, si yo los odio; hay caras sonrientes, si les sonrío;  hay caras amargas, si estoy amargado;  el mundo está feliz, si yo soy feliz;  la gente se enoja, si yo estoy enojado; las personas son agradecidas, si yo soy agradecido. La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.“El que quiera ser amado, que ame”.

Mahatma Gandhi

 Image

Me lo merezco

¿Cuántas veces te has parado a pensar en lo que te mereces? ¿En lo que realmente estás abierto a recibir? Tú mismo, tus amigos, tu familia, la vida, la causalidad, sois todos los que estáis dispuestos a darte lo que mereces, si estás abierto a ello. Sonará paradójico, pero muchas veces ni nosotros somos conscientes de la cantidad de experiencias y cosas bonitas que merecemos vivir, tener y compartir. Esto no es ninguna tontería, es algo importante, ya que si no estamos libres de limitaciones, de pensamientos que nos restringen o dispuestos a recibir, no nos llegarán ni la mitad de historias y vivencias fantásticas que la vida tiene guardado para nosotros.

Comencemos por el principio: ¿Qué es el merecimiento? Es el derecho a recibir, es la cualidad de coger todo aquello que viene de fuera, de aceptar cualquier cosa que suceda.

Y el universo está en estado de presencia para darnos todo aquello  que admitamos, adoptemos y aceptemos.  Sin límite, sin duda, sin culpa, porque igual de bello es dar todo lo que nace de nosotros, como lo es estar listo para agradecer la inmensidad de buenos momentos que nos llegan día a día.

Oscar Wilde decía que sólo las cosas sagradas merecen ser alcanzadas, y es este el espíritu que debería predominar en cada uno de nosotros. El de la apertura total, la conciencia de que somos merecedores de una vida plena, llena de gratitud, amor, prosperidad y verdad.

El pensamiento sobre el merecimiento se encuentra integrado dentro de las personas, todos de un modo u otro nos creemos merecedores de algo. Y esto está profundamente ligado a la abundancia. Puesto que aquel que no se siente merecedor está bloqueando toda la energía que le une a la vida, a recibir todo y cuánto esta le da.

 

ImageCon una mirada positiva, optimista y de amor hacia ti mismo y a cuanto te rodea, el merecimiento viene dado sólo, sin esfuerzo, sin límites que obstaculicen ese flujo que nos envuelve constantemente en nuestra vida, y que nos hace partícipes de experiencias irrepetibles, de personas inolvidables, y de gratas sorpresas que todos merecemos.

 

 

 

Deja que la vida te sorprenda

Mejor que sea con una bonita noticia: el nacimiento de un nuevo miembro para la familia, un viaje para recorrer el mundo, un ascenso, el amor de tu vida, un regalo soñado… Pero incluso aunque se trate de una non grata noticia: un despido, una pérdida, un cambio no previsto, un no de quien esperabas un sí, puertas que se cierran e incluso la enfermedad, repito: Deja que la vida te sorprenda.

Porque son esas sorpresas las que te mantienen vivo, las que te hacen más sabio, más auténtico, las que te enfrentan a tu verdadera esencia, las que te hacen reír, llorar, crecer  y por las que damos las gracias de la aventura en la que se ha convertido nuestro camino.

Deja que la vida te sorprenda, porque cuando giras la vista hacia el pasado, aquello que seguro recordarás son las sorpresas que te trajo la vida, y lo más importante: en el momento presente tendrás la magia de saber que te queda mucho por descubrir y que no estará planeado que llegará a ti en forma de sorpresa, irrumpirá en tu vida sin haberlo previsto y entonces las reacciones podrán ser de mil formas diferentes.

Paulo Cohelo dice que cuando menos lo esperamos la vida nos coloca delante de un desafío que pone a prueba nuestrsorpresas de la vidao coraje y voluntad de cambio. Y no hace falta que se trate de un hecho transcendental sino de cualquier hecho insignificante pero inesperado. En esos momentos se encuentra la esencia de la vida, en las sorpresas.

Es en las sorpresas cuando surgen las risas más naturales, las emociones más profundas y los momentos más auténticos que merecen ser vividos, superados y sobre todo atravesados de la mejor manera que uno sabe.

La naturaleza de la propia vida es el cambio, la sucesión de acontecimientos que como bien dice la palabra, acontecen no se planean, por este motivo subirse a la ola de la vida es la única opción que nos queda a las personas, disfrutar de los momentos de la cresta y transformarnos gracias a los momentos en los que esta ola nos azota.

 

 

“Basta con un poco de espíritu aventurero para estar siempre satisfechos, pues en esta vida, gracias a Dios, nada sucede como deseábamos, como suponíamos, ni como teníamos previsto” Noel Clarasó

 

Motivación: deseada y escurridiza

No es un típico tópico sino una realidad especialmente evidenciada, sin motivación los días resultan largos y pesados. Es vital contar con una motivación interna que te ayude a levantarte cada mañana, a salir con una sonrisa y recibir esa buena energía que cuando uno la emana no hace otra cosa que girar la rueda de la retroalimentación.

Todo resulta fácil cuando comienzas un proyecto nuevo o algún tipo de novedad irrumpe en tu vida, pero lo más complicado está en mantener esa chispa dentro de tí que hace que te muevas, actúes, decidas y crees de forma dinámica y con optimismo.

Por este motivo nada mejor que trabajar estas dos tips:

–          Cuidar los pensamientos de tal forma que seamos promotores de pensamientos positivos ya que por pura atracción estamos fomentando situaciones y hechos de forma constante. Resulta increíble cómo funciona el poder de la atracción y cómo el universo le va devolviendo, poco a poco y en diferentes modos, a cada uno lo que fue proyectando mentalmente. Abandonar ese ruido mental y pensamientos negativos que no son reales sino creados por nosotros mismos. Recordar que la mayoría de murallas inaccesibles ni son murallas ni son tan altas, ¿Para qué crearnos más límites, con las dificultades que la vida misma nos hace enfrentar con cierta frecuencia?

–          Pequeñas metas, sin que nos coma la ambición ni nos caigamos en la red de la apatía o de la mieditis. Tener objetivos, puntos a los que queremos llegar, líneas que deseamos traspasar por satisfacción propia.

¿Te has parado a pensar porqué a veces estás especialmente feliz y motivado?

Probablemente te darás cuenta de que tienes ante tí una situación que te ilusiona, un reto que deseas conseguir. Sin embargo, esta percepción es algo equivocada. Que las situaciones influyen, las noticias, el tiempo, las personas de las que te rodeas, de esto no hay duda. Pero tan sólo cuando estás mirando hacia dentro, en tu interior y te sientes con confianza, enfocas cada cosa que pueda suceder o estar sucediendo con optimismo y relativizando, serás capaz de sentir ese impulso que te hace seguir con la cabeza bien alta, sin tener que depender de esas mareas que siempre van a estar azotándote. Y para no depender de ese viento, encárgate de ti mismo. Porque es ahí donde está la clave.

Ya lo dijo el famoso autor Zig Ziglar, uno de los mejores motivadores del mundo: “Estar motivado es sacar lo que está adentro”

 Image

 

 

 

Un color para cada emoción

brighton 3

Estaba apunto de salir de una sesión con digamos una guía emocional de aquella época. Exactamente no recuerdo la edad que tenía pero sí se que su pregunta tan superficial en apariencia y tan profunda en el fondo me quedo grabada. ¿Por qué siempre te vistes con colores tan oscuros? (Seguido de un consejo: prueba a ponerte tonos más alegres y ya me contarás si notas cambio)

Y en efecto, desde ese momento caí en la cuenta de cómo nos influyen los colores y mejor dicho de cómo en función de nuestro estado de ánimo nos rodeamos de unas tonalidades u otras.

Cada color tiene un significado dentro de una cultura, es más;cada color provoca una reacción en cada uno de nosotros. ¿Acaso creíais que la recurrente pregunta de: cuál es tu color favorito era fruto de la casualidad? ¿O quizás un modo infantil de romper el hielo con un desconocido? Nada más lejos de esto, los colores van ligados a la personalidad y esencia de cada ser humano y en muchos casos nos sentimos muy identificados con ellos.

colores

La vida está hecha de color y no en blanco y negro como en la fotografía, constantemente estamos eligiendo entre todos ellos: al vestir, pintar, comprar un producto, decorar nuestros propios espacios…

Aquí tienes unas pinceladas de la relación que existe entre el color y las emociones

El rojo: acción

Los tonos rojizos son los más fuertes y apasionados. Muestran el amor y sus impulsos. Está relacionado con la acción, el movimiento y la vitalidad. Da energía y calor.

Amarillo: la fuente del sol

El amarillo resalta el buen humor, y también está vinculado a la actividad mental e inspiración creativa. Además, se relaciona con la sabiduría y la inteligencia. Dentro de muchas culturas no está visto como un color positivo sino que prevalece dentro de un contexto de superstición y negativismo ligado a la ira, envidia, celos y traición.

Rosa: feminidad 

La dulzura de este color pastel está unido a la mujer a la inocencia e infancia. Provoca ternura y suavidad.

Verde: esperanza y frescor

Ayuda al reposo y nos trae serenidad, frescura, paz , estabilidad y por todo ello se ha conocido como el color sedante. Al aplicarlo a un ambiente resulta curativo y equilibrante.

Azul: agua y cielo

Trae consigo confianza, paciencia, profundidad e inmensidad. No tiene límites en un horizonte y por ello resulta una mezcla de paz y conexión

Blanco: mirada pura

Pureza, pulcritud y fe van teñidos de color blanco. Atrae la claridad, y limpia de energías oscuras y densidad a nuestro alrededor.

Negro: elegante y sobrio

Poder, estilo, sobriedad y elegancia. Pero este más que cualquier otro color lleva una connotación de dolor, tristeza, oscuridad interna, infelicidad y melancolía.

Violeta: espiritualidad

Mezcla de intuición y espiritualidad. Expresa empatía, afecto y creatividad artística.

Sea cuál sea tu color, deja que varíe y tíñete de todos ellos. Siente cómo cambian tus emociones al envolverte con un color diferente. Cada uno tiene un significado en nuestros subconsciente y un baile de sensaciones  infinito.

“El color debe ser pensado, imaginado, soñado”  H.Matisse

Frente a un papel en blanco

Porque dicen que un año nuevo es un papel en blanco, una agenda que comienza con un número nuevo, una oportunidad para seguir creciendo, una nueva esperanza o una ilusión renovada.

Porque son en esos primeros días de enero cuando todas las personas decidimos añadir nuevos retos, proponernos metas y borrar del disco duro todo aquello que ralentizaba nuestra actividad y ponía trabas en el camino.

Porque parece que la naturaleza humana necesita de periodos para ir marcando su punto y a parte. Para señalar el antes y el después. Y qué importa si lo hacemos a través de un convencionalismo como lo es el 1 de enero. Lo importante es que tengamos un momento en el que hacer balance y tomemos la fuerza y determinación para una nueva etapa.

             Image

Cada uno tiene un modo de hacerlo y probablemente los: ¡hasta aquí! que tienen lugar en cualquier otra fecha son tan valientes o más que los que comienzan a principios de año. Porque quiere decir que no hace falta de una escusa en el calendario para comenzar de nuevo, quiere decir que surge del interior más profundo esa necesidad de cambio, de renovación, de limpieza.

No quería comenzar el 2014 con wonderfull-life sin deciros: ¡¡adelante valientes!! Porque cada uno de nosotros tenemos dentro el valor de hacer algo significativo en esta nueva etapa; y no me refiero al propósito de acudir al gimnasio, la dieta, dejar de fumar y todas esas cosas, por cierto difíciles de cumplir. Sino a que podemos meternos dentro de la ola de una nueva generación que: crea, cumple sueños, lucha por los derechos, realiza proyectos, intenta conocerse interiormente y llena el horizonte de positivismo, esperanza y amor.

Que tu escritura en esta página en blanco sea digna de admirar