La música que hacen las palabras…


escritura

El taller de la escritura abre de noche, como lo hacen los bares donde sirven desinhibición y anestesia en copas de cristal fino. Te atrapa mientras eres capaz de llenar folios en blanco con historias que salen del alma, de la imaginación, en definitiva de dentro.

Tecleas más rápido, agarras la pluma con más fuerza, a momentos llega a ser un auténtico éxtasis en el que eres capaz de volcar aquello que nunca resistes a pronunciar en voz alta. ¿Qué importa lo que plasme si esto es para mí?

Escritores, filósofos, poetas, periodistas, blogueros, bohemios, intérpretes, y cómo no, también médicos, profesores, tenderos, ellos también; todos y cada uno de los que nacimos con la escritura corriendo por nuestras venas sabemos lo que es esa sensación.. Aquí nos perdemos, en las noches cálidas y frías pero al final eternas, en las que no existe el tiempo ni los relojes. Con la adrenalina de perfeccionar esa figura que va cobrando vida a través de nuestros dedos impulsados por una mente inquieta.

Ella, la escritura mantiene en vida lo que a veces parece muerto, despierta la parte más adormecida y humana de quienes la practican. Da cobijo en días y noches de congoja y confusión. Acompaña en la soledad, apacigua la locura cuando esta parece envenenarlo todo. Conecta con el universo y hace sentirte que tú eres una pieza más en el infinito.

Relaja y anima cuando el sendero es caótico y doloroso.

Impulsa sonrisas cuando trata de amor, de felicidad, de historias cotidianas que dejan buen sabor de boca.

Es esa terapia gratuita que activa y vacía de todos los males. La escritura, es ese lugar sin punto fijo a la que siempre puedes regresar. Va contigo a cada paso y siempre que quieres recurrir a ella la encuentras. A veces más inspirada, a momentos más dispersa, pero siempre está.

Una pasión y un modo de vida para muchos, un arte que transporta y expresa.

Contiene todo lo que llevas dentro y a la vez te libera de ello. Parece que si escribes lo que hay dentro de ti poco a poco va saliendo, aportándote quietud y esperanza a cada golpe de letra.

Sagrada y sabia escritura, que permite comunicarnos con los que están tan lejos y a la vez tan cerca.

“Para mi, el mayor placer de la escritura no es el tema que se trate, sino la música que hacen las palabras” Truman Capote

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s