Change: generación del despertar

 

change

 

Es una época de cambios y no es porque lo digan los líderes sociales, sino porque en estos días somos muchos los que vivimos en un obligado día a día, sin necesidad de expectativas, en un torbellino de hoy estoy aquí y mañana no lo sé. Y es por esto que estar preparado para aceptar la situación y elegir una manera optimista y de confianza interior, resulta no necesario sino más bien imprescindible para vivir y sobrevivir con cierta tranquilidad y paz interior.

Si lo miramos desde el punto de vista de otras generaciones, esto puede suponer un estrés, una época difícil, dirían muchos. Pero, pienso yo:

¿ y lo emocionante que es no tener un esquema fijo?, no empezar a pensar en el plan de pensiones desde joven, el saber que ahora más que nunca la vida es una auténtica aventura. En la que se crece emocional y racionalmente de una manera vertiginosa. Y sí, en vez de crisis o hecatombe colectiva yo apuesto por el conocido término, de la generación del despertar.

De espabilar porque no te queda otra, en la que los individuos de una manera colectiva decidimos comernos el mundo en vez de dejar que nos coma la oleada de cambios. Una generación en la que las personas deciden unirse en vez de escoger el sálvese quien pueda. Una etapa en la que la gente entiende más de empatía, de emociones, de generosidad. En la que las personas despiertan de ese aturdimiento de la rutina, el contrato, la seguridad, la estabilidad, la ambición consumista, y deciden ir hacia dentro, conocerse, desarrollar todas las herramientas posibles para emplearlas y estar serenos, felices, y con la ventaja de saber quiénes somos.

Porque se ha multiplicado la generación de mochila y camino, de Sudamérica, India, Tibet, Camerún, la generación que entiende que hay mucho más mundo que el que vemos y tocamos, que todos somos uno, un único universo.

Ellas llegan y nosotros nos adentramos en ellas, las sorpresas, las situaciones límite, esas que hacen sacar la parte más salvaje, el extraordinario coraje que sacamos de lo ordinario. Y me atrevo a decir que sabéis bien de lo que hablo…

Puedes resistirte, apegarte al pasado, soñar siempre con un futuro, cerrar los ojos para no ver lo que sucede, aferrarte antiguos patrones por miedo al cambio; pero tarde o temprano entenderás que los cambios son inevitables, que traen enseñanzas si estás abierto a aprender.

 “En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”

Heric Hoffer (escritor y filósofo estadounidense, obtuvo la Medalla Presidencia de la Libertad en febrero de 1983 de Ronald Reagan)

 

 

Advertisements